Texto alterno para las imagenes del diseño InicioTexto alterno para las imagenes del diseñoTexto alterno para las imagenes del diseñoQuienes SomosTexto alterno para las imagenes del diseñoServiciosTexto alterno para las imagenes del diseñoTexto alterno para las imagenes del diseñoInstalacionesTexto alterno para las imagenes del diseñoTexto alterno para las imagenes del diseñoInformaciónTexto alterno para las imagenes del diseñoNoticiasTexto alterno para las imagenes del diseñoLigas
Padecimientos del oido

Infecciones del oído.- El oído lo dividimos en oído externo (conducto que termina en la membrana timpánica), Oído medio (Caja timpánica, que contiene 3 huesecillos), y oído interno (Caracol, Laberinto, y Nervio Auditivo interno). En la parte posterior del hueso del oído se encuentra la mastoides hueso muy semejante a un panal de abejas y conectado al oído medio mediante un pequeño conducto. Por la constitución anatómica de la mastoides, cualquier infección del oído medio contamina la mastoides, haciendo difícil el curar ésta infección con un solo tratamiento.
 
 
 
Fig.1- Se muestran el oído externo,  medio, interno y la llamada porción retrococlear
 
 
 
 
Fig.2- Se muestran en verde las partes del oído que producen sordera con ductiva y en violeta aquellas que se ven afectadas en la sordera neurosensorial

 

 
Fig.3- Nótese los  tres nervios que pasan por el conducto auditivo interno, para ingresar al oído interno

 

 

 

Cuadros infecciosos agudos del oído.- Algunas veces hay molestia en el oído y sordera por un tapón de cerumen que deberá extraerse con un lavado del oído después de ablandarlo con gotas de glicerina. Cuando después de unos días en la playa hay dolor intenso de oído se debe a una infección del oído externo y requiere tratamiento urgente pues es muy doloroso. El oído medio se conecta por un lado a la mastoides y por el otro a la parte posterior de la nariz mediante la trompa de eustaquio. En el avión o en carretera se tapan los oídos por cambios de presión, y obstrucción  temporal de la trompa de eustaquio lo cual se mejora pasando saliva o masticando chicle. Cuando se presenta dolor de oído y sordera la mayoría de las veces se debe a que después de iniciarse un cuadro catarral el moco se introduce al oído medio y produce una otitis media aguda que requiere tratamiento médico urgente. De no ser así el oído puede presentar supuración en el conducto auditivo externo por ruptura de la membrana timpánica.
 
 
 
Fig.4- Imagen de una membrana timpánica normal
 
Fig.5- Imagen de una membrana timpánica enrojecida y distorsionada por una otitis media aguda

 

 
Fig.6- El diagnóstico de los padecimientos del oído se lleva a cabo mediante el examen con el otoscopio, con los diapasones y con el microscopio quirúrgico de oído

 

Cuadros infecciosos crónicos del oído.- Algunos niños son reportados por sus maestros como faltos de atención en clase y puede deberse a que presentan líquido en el oído medio (otitis serosa ), por obstrucción crónica de la trompa de eustaquio causada por infecciones repetidas de nariz o adenoiditis, que después de comprobarse con estudios de Impedanciometría y Audilógicos  deberán tratarse médicamente por un tiempo razonable, y de no haber mejoría se deberá aplicar  un pequeño tubo en el tímpano (tubo de ventilación), que hará las veces de la trompa de eustaquio mientras ésta se desinflama y vuelve a su función normal, lo cual en ocasiones dura varios meses. Simultáneamente se deben extirpar las adenoides si se comprueba mediante una placa lateral de rinofaringe que son obstructivas  y son  la causa de la otitis serosa. Algunos pacientes que no se han atendido adecuadamente las infecciones del oído medio pueden presentar supuración crónica y baja de la audición con perforación de la membrana timpánica, afección de los huesecillos del oído medio y la mastoides. En estas condiciones el tratamiento generalmente es médico seguido de Microcirugía del oído medio, y mastoides con aplicación de injertos  para restaurar la perforación timpánica cuando es necesario.
 
 
 
Fig.7- El contenido de la caja timpánica debe  ser solamente aire, que penetra a través de la trompa de Eustaquio, y todo lo que la inflame o la obstruya producirá una otitis media, así que el equilibrio de las presiones internas y externas las regula la trompa
 
 
 
 
Fig.8- La figura muestra obstrucción de la tropa de Eustaquio  por las adenoides en un niño
 
Fig.9- El tímpano de la izquierda, muestra una imagen normal, y el de la derecha una otitis media aguda, mediante el examen con el otoscopio
 
 

Fig.10- El diagnóstico de la otitis media aguda y otitis serosa se corrobora mediante la Timpanometría y la búsqueda de los reflejos acústicos en los niños

 
Fig.11- Se muestra una imagen de una otitis serosa con líquido seroso
 
 
 

 

 
Fig.12- Mediante una pequeña incisión en el tímpano se extrae el líquido del oído medio

 

 
Fig.13- Tratamiento de la otitis serosa mediante la aplicación de los tubos de ventilación. Se muestran diferentes tipos de tubos y como quedan colocados en la membrana timpánica en donde permanecerán hasta que el oído los expulse, cuando la trompa de Eustaquio se halla destapado y permita el ingreso del aire a la caja timpánica

 

 
Fig.14- Vista interna de la membrana timpánica y su comunicación con las celdillas mastoideas

 

 
Fig.15- El cirujano colocando un tubo de ventilación utilizando el microscopio quirúrgico de oído

 

 
  
 
 Fig.16- Imagen de las celdillas mastoideas infectadas, proceso que se denomina mastoiditis
 
 
 
 
 
    
Fig.17- El hueso denominado mastoides se encuentra localizado atrás del pabellón auricular. Su estructura es semejante a un panal de abejas, y comunica mediante un pequeño conducto con la caja timpánica, que cuando ésta se infecta la infección se propaga a la mastoides

       
 
Fig.18- Perforación de la membrana timpánica que queda como secuela de una infección crónica del oído
 
 
Fig.19- Injerto colocado por dentro de la perforación mediante un procedimiento de microcirugía del oído

 

 
Fig.20- Perforación de la membrana timpánica como secuela de una otitis media crónica, misma que deberá ser tratada con injerto timpánico denominado miringoplastía

 

 
Fig.21- Se muestra una perforación timpánica en oscuro y las flechas señalan la piel que se elevará para ingresar a la caja timpánica mediante la microcirugía

 

 
Fig.22- Se muestran los colgajos de piel del conducto auditivo externo elevados y el injerto colocado en su sitio para reparar la perforación timpánica

 

 Fig.23- Se puede observar el injerto en su sitio y encima los colgajos de piel colocados en su lugar de origen

 

 
Fig.24- Se observa la cadena de huesecillo erosionada e incompleta lo cual produce sordera al verse interrumpida la conducción del sonido

 

 
Fig.25- En esta imagen se muestra la reparación de la cadena de huesecillos mediante un procedimiento denominado timpanoplastía, en donde puede haber múltiples variantes. En este caso se ilustra una prótesis que hace las veces de los huesecillos faltantes

 

 
Fig. 26- Las imágenes superiores muestran la parte superior de la membrana timpánica un colesteatoma. Las imágenes inferiores muestran el colesteatoma  una vez que se ha extraído quirúrgicamente

 

 
Fig.27- La imagen muestra la formación de un colesteatoma a través de una perforación timpánica, y que se aloja en la caja timpánica y mastoides produciendo destrucción de los huesecillos y cualquier estructura del oído, inclusive puede penetrar a la cavidad craneal

 

 
Fig.28- Imagen característica de un colesteatoma afectando los huesecillos en la caja timpánica e invadiendo toda la mastoides

 

 
Fig.29- Se muestra la caja timpánica y la mastoides limpios de colesteatoma una vez que se ha extirpado mediante un procedimiento de microcirugía denominado timpanomastoidectomía, mediante el cual se pretende erradicar la infección y mejorar la audición

Regresar a la lista de información


Inicio | Quienes Somos | Servicios | Nuestras Instalaciones | Información | Noticias | Galería |

Seleccione el lenguaje de su preferencia:
| English | Español |
Texto alterno para las imagenes del diseño

© 2012. Construido y Desarrollado por WSI.
Este sitio está optimizado para Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox 2 o superiores. Por favor descargue una versión actualizada.